sábado, 13 de octubre de 2012

LEÍDO: "98 y 27: dos generaciones ante el cine" de Vicente Molina Foix




   El final de su obra Comedia, esta Comedia sin título, inacabada peor aun así hace años estrenada en España y después en París, es el final de un teatro que se viene abajo, porque ya para Lorca, en una imagen de gran potencia, de gran violencia, el escenario a la italiana, el viejo escenario del teatro, el viejo truco teatral, lo que él en un poema célebre llama ‘las copas falsas, el veneno y la calavera del teatro’, es decir, ‘la trucancia’ del teatro, resulta un poco falseado. Quién sabe si la mayor inmediatez, la captación más directa de la realidad del cine habría sido un factor de atracción para Lorca.

No hay comentarios: