martes, 11 de diciembre de 2012

LEÍDO: "Cuatro tesis filosóficas" de Mao Tse-tung

   El ejemplar que manejo lo compré en Hispania, una librería de segunda mano en Cartagena. Las ediciones setenteras me chiflan. Esta es de 1974, a un año de que el Tío Paco muriese en su camita y de que yo naciera.




   Los conocimientos del hombre se componen sólo de dos partes: la experiencia directa y la experiencia indirecta. Al mismo tiempo, lo que para mí es experiencia indirecta, para otros es experiencia directa. Por lo tanto, si se toman los conocimientos en su conjunto, puede decirse que ningún conocimiento puede estar separado de la experiencia directa. La fuente de todos los conocimientos reside en las sensaciones, recibidas por los órganos humanos de los sentidos del mundo exterior que existe objetivamente. […] El conocimiento separado de la práctica es inconcebible.

No hay comentarios: