jueves, 4 de abril de 2013

LEÍDO: "El niño que robó el caballo de Atila" de Iván Repila

   Es corta en extensión la segunda novela del bilbaíno, pero vasta en interpretación, como los textos de Beckett, al que creo que le debe más de una imagen. Se trata de dos hermanos, llamados “el Grande” y “el Pequeño”, que dialogan en el fondo de una cueva sin posibilidad de escapar. Desconocemos el porqué de esa situación, y no importa demasiado si leemos cosas antológicas como:

   Este pozo es un útero, tú y yo estamos por nacer, nuestros gritos son los dolores de parto del mundo.



No hay comentarios: