domingo, 10 de noviembre de 2013

LEÍDO: “La cuestión judía” de Karl Marx

   Me queda claro que la semilla alemana del antisemitismo estaba arraigada en la sociedad antes de que llegasen los famosos antisemitas del siglo XX.
   Marx, glosando los argumentos de su tutor filosófico, el ateo Bruno Bauer, insiste en que para que el judío alcance la emancipación no sólo ha de abandonar el judaísmo como religión, sino que después ha de abandonar el judaísmo como forma de ser y de actuar en la sociedad que él ha transformado en burguesa trapicheando con el Dios Dinero. También dice que el cristianismo sólo ha de liberarse de su religión, no así el judaísmo, que tiene dos capas de liberación que superar.
   Ha sido una lectura muy enriquecedora y clarificadora.



No hay comentarios: