domingo, 2 de febrero de 2014

LEÍDO: "Veinte poemas para ser leídos en un tranvía" de Oliverio Girondo

   Un libro que contiene dos obras íntegras, Veinte poemas para ser leídos en el tranvía y Calcomanías, añadiéndole muestras más o menos amplias de las obras posteriores: Membretes, Espantapájaros, Persuasión de los días y En la masmédula.
   Con Girondo me ha pasado lo contrario que con los vinos, es decir, que Veinte poemas para ser leídos en el tranvía me parece una obra maestra y, a partir de ahí, su calidad va disminuyendo progresivamente hasta llegar a En la masmédula, desparrrame lingüístico que seguramente me hubiera deslumbrado si la llego a leer con 20 años, pero el caso es que la he leído ahora y esa apuesta no me llena en absoluto.
   Dicho esto: ¡vivan las viejas vanguardias!





No hay comentarios: