viernes, 6 de junio de 2014

LEÍDO: "Diálogos" de Fabianni Belemuski y Michel Houellebecq

   Sea cual fuere la sociedad, las cosas nunca están del todo bien, hacen falta libros porque la vida no es suficiente. Sin libros nos sentiríamos abandonados en la banalidad de nuestras vidas. No recuerdo no haber leído nada durante un día entero. Hubo algún día, pero dos ya difícilmente. Hay algo en la lectura, con independencia de la sociedad en que se viva, que convierte el hecho en una necesidad de la mente humana, demasiado compleja para contentarse con vivir al día. Si nos dedicáramos a la vida diaria, si nunca leyéramos nada, muchas cosas se quedarían inexploradas y nuestra existencia sería más pobre, más insípida de lo que ya es.



No hay comentarios: