jueves, 25 de septiembre de 2014

miércoles, 24 de septiembre de 2014

LEÍDO: "¡Indignaos!" de Stéphane Hessel

   Diré dos cosas:
   1ª) Entiendo que a Hessel le hubiera gustado de Facebook más la parte que tiene de instrumento para la organización político-social y la acción real que la de vertedero de politólogos gratuitos, histéricos, ociosos y masocas que, además, pretenden ahorrar en psicólogos desahogándose con perversidad y disparando hacia los demás su caca disfrazada de conciencia.
   2ª) Creo que no hay mejor manera de terminar este alegato que como lo hace. Me ha encantado esa verdad que uno lleva tatuada en el espíritu desde hace varios años: «A aquellos que harán el siglo XXI les decimos, con todo nuestro afecto: CREAR ES RESISTIR, RESISTIR ES CREAR».



martes, 23 de septiembre de 2014

LEÍDO: "El malogrado" de Thomas Bernhard

   Me acabo de estrenar con este autor. Sé que llego tarde, pero la dicha ha sido buena. Son pensamientos y deducciones monotemáticas del protagonista en bucle, pero no es una novela aburrida. Está escrita en una prosa sin puntos y aparte, no da ni un solo respiro, no deja ni un espacio vacío, pero su ritmo hermético, sin embargo, fluye perfectamente.
   El malogrado ha sido el descubrimiento y la constatación de un escritor con una energía especial.



lunes, 22 de septiembre de 2014

LEÍDO: "Aliquid" de Mario Jurado

   De vez en cuando un poemario explícitamente autoeditado se sale del carril del tedio o la cursilería y despierta momentos de curiosidad. Cada poema, dedicados en su mayoría al Eros y al Tánatos, lleva como título una expresión latina, desde ‘Gratia plena’ a ‘Galia est omnis divisa in partes tres’. Como postre, el autor se despide traduciendo al latín ‘Jumpin’ Jack Flash’ de The Rolling Stones, cuyo estribillo «It’s a gas, gas, gas!» convierte en «Quod laxamentum!».
   Rocanrolleandum!



jueves, 18 de septiembre de 2014

LEÍDO: "El señor Brecht" de Gonçalo M. Tavares

   A veces el sentido del humor o la pretendida ironía de un autor y un lector chocan de frente y solamente tienen tres o cuatro relatos —no más— en los que comparten alguna sonrisa. Me ha pasado con este libro.
   Quizás el humor de Angola no está hecho para mí.



domingo, 14 de septiembre de 2014

LEÍDO: "Los diarios (1957-1989)" de Carlos Barral

   Es una publicación póstuma, pero tuvo la aprobación del autor en vida.
   Aún así, se nota que no es un diario meditado, de intención literaria. Hay muchísimas anotaciones inconclusas (mezclando el castellano y el catalán entre 1980 a 1982) y listas de tareas cotidianas de editor, marino y político. Lo más destacado de su intimidad recorre esbozos de poemas, bosquejos de argumentos novelísticos, turbaciones tras conversar con Gil de Biedma o Ferrater, reflexiones sobre su vida conyugal con Ivonne Hortet —curiosa la redefinición que hace de las infidelidades bautizándolas como «accidentes eróticos»—, sus preocupaciones por el alcoholismo y su creciente interés por la traducción amateur de clásicos como Jenofonte, Plutarco, Catulo, Quintiliano, Tibulo, etc.



sábado, 13 de septiembre de 2014

LEÍDO: "Crimen y castigo" de Fiodor Dostoievski

   Quisiera comentar tanto sobre este libro que la cosa daría para, al menos, una tesis doctoral, pero hay dos obstáculos que me lo impiden:
   1º) Se han publicado ya tantos miles de estudios sobre Raskólnikov y su paranoico San Peterburgo, sobre la culpa y sobre la esperanza de renovación en un hombre gracias a la pureza del amor, que lo que tenga que opinar uno —creyendo que ofrece, aunque sea una partícula microscópica de riqueza a su análisis— ya lo habrán escrito mejor centenas de estudiosos con anterioridad.
   2º) Tendría que saber ruso y eso no está entre mis actuales preferencias de aprendizaje.




   En cualquier caso, ya he comprobado algo leyéndolo/viviéndolo en primera persona y no confiando a ciegas en las recomendaciones de los “sagrados” manuales académicos: Crimen y castigo ha llegado a lugares narrativos donde ninguna obra antes o después ha llegado.


martes, 9 de septiembre de 2014

LEÍDO: "La vida extraña" de Natalia Carbajosa

   Sigo la trayectoria de Natalia Carbajosa desde su primer libro. Con este último no hace más que confirmarse como una autora que funde en sus maneras el abierto goce mediterráneo —donde reside desde hace dos décadas— con el recogimiento simbolista de la herencia literaria castellana en la que se educó.