lunes, 30 de marzo de 2015

LEÍDO: "Olímpicas" de Píndaro




   Solamente es un verdadero sabio el hombre que la naturaleza ha instruido con sus lecciones.

LEÍDO: “Elegías de Bierville” de Carles Riba

   Recién exiliados, Carles Riba y su esposa Clementina recorren, desde una peculiar mística cristiana y amorosa, escenarios griegos.




   Copio un fragmento:

Pero sólo con los años hemos comprendido cuán
sutil es y humilde y animoso el trabajo
para nuestra miel, que es hija del aire y de la tierra;
sí, pero más del fuego, mujer, del fuego sobre todo.

*** 

Però sols amb els anys hem comprès com
és de subtil i d'humil i coratjós el treball
per a la nostra mel, que és filla de l'aire i de la terra;
sí, però més del foc, dona, del foc sobretot.

sábado, 28 de marzo de 2015

LEÍDO: “Partidarios de la felicidad” de Carme Riera





   Por esa época, a mitad de bachillerato, comencé a frecuentar los prostíbulos. […] Eran los burdeles baratos, tal vez por viejos, los de personalidad más rica, los más admirables. En los de la calle Robadors, pongo por caso, contiguos y frecuentadísimos, se entraba por unos vestibulillos, decorados con sugestivas pinturas de inspiración pompeyana y factura de alumno de Bellas Artes, y separados del «salón» por dos batientes de mimbre copiados de las pulperías del Oeste. […] Los habituales eran, sobre todo, gente madura con aire de derrotados. Las mujeres distinguían muy bien entre cínicos o viciosos «floreros» y posibles clientes y salían al encuentro de éstos, los envolvían en sus sudorosos harapos y se les sentaban encima. Daban su teta a sobar sólo cuando se olían chapa. Parecía haber mucha competencia. […] Eran jienenses, sobre todo, las putas nuevas, las jóvenes y las menos viejas. […] Las andaluzas daban un alto porcentaje de muchachas esbeltas, de tonos tierra y azules, que descollaban en aquellos garajes de fornicación y decoraban los portales y las aceras nocturnas. […] Algunos años más tarde, cuando frecuenté los prostíbulos en calidad de consumidor, cultivé una marcada preferencia por las putas a lo Romero de Torres.

CARLOS BARRAL

LEÍDO: “Poemas de cuerpo presente” de Antonio Marín Albalate




El paisaje es siempre el mismo.

Una mujer desnuda y tendida
hacia todo,
esperando.

viernes, 27 de marzo de 2015

LEÍDO: “Alma / Ars moriendi” de Manuel Machado




Yo soy como las gentes que a mi tierra vinieron
—soy de la raza mora, vieja amiga del Sol—,
que todo lo ganaron y todo lo perdieron.
Tengo el alma de nardo del árabe español.

jueves, 26 de marzo de 2015

LEÍDO: “Alguien me ha llamado” de Joan Vinyoli




Yo no soy más que un árbol que se alejó del bosque,
llamado por una voz de mar profunda.
                                  

[Jo no sóc més que un arbre que s'allunyà del bosc,
cridat per una veu de mar fonda.]

LEÍDO: “Tono menor para un desconcierto” de Salvador García Jiménez




No quiero pudrirme en mi despacho
junto a la metafísica de Heidegger.

domingo, 22 de marzo de 2015

POETAS EN EL PENTAGRAMA: Paco, Yosi y José Agustín

   Prácticamente todos los oyentes que se han educado escuchando el poema ‘Palabras para Julia’ adaptado por Paco Ibáñez saben que es un poema de José Agustín Goytisolo. Ibáñez, tal y como ha hecho por la poesía en general, consiguió que el nombre del escritor y traductor barcelonés quedase grabado para siempre en la memoria de, al menos, dos generaciones.





 


   Este público, sin embargo, se roza poco con el que se ha educado con Los Suaves.
   Si Yosi Domínguez, líder de Los Suaves, no hubiese cantado el poema ‘Palabras para Julia’ de Goytisolo, decenas de miles de amantes del rock “suave” nunca hubieran memorizado sus versos. De hecho, decenas de miles de seguidores de esta banda (quizá los más jóvenes) siguen sin saber quién es José Agustín Goytisolo.
   Ni falta que hace.
   El texto por encima de todo. De todo. El TEXTO. Y la música abrazándolo y presentándole a nuevos amigos cada día, amigos de todas las geometrías, colores, edad y formación. Y a cuantos más le presente, mejor.