martes, 15 de septiembre de 2015

LEÍDO: “Deseo” de Adam Zagajewski

   Al fin meto el primer pie en la piscina de Zagajewski, el autor que más me han recomendado en los últimos años. Pido perdón a quien corresponda por llegar tan tarde, pero la dicha ha sido mucha. He resoplado más de diez veces y eso es un síntoma inequívoco de que me hago miembro desde ya del fan club del polaco. Vendrán más lecturas suyas a partir de ahora. Copio:




CIRCO

Mira: tu deseo cuelga del trapecio.
También eres tú el payaso, y el tigre domado
que pide clemencia te recuerda a alguien.
Hasta te gusta la música
barata de feria, parece
que empiezas a conciliarte
con tu época (si lo hacen todos,
¿por qué yo no? dices).
Pero ¿por qué han instalado la carpa
del circo en el antiguo cementerio?

jueves, 10 de septiembre de 2015

LEÍDO: "El día anterior al momento de quererte" de Concha García

   La conquista del “orden” en un poema.




ESTAMOS en un mapa indescifrable
y muy cotidiano. Aquí las copas,
allí las alfombras, en el cajón
los pullovers de verano, en la cocina
una profusión de especias variadas.
No es fácil perderse cuando entras al baño
y te acercas al toallero, exactamente
está ahí la botella azul, el orden
prevalece tras la ventana, son nubes
cambiantes, pero nubes de paso.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

LEÍDO: "Cancionero tradicional"

   Coplillas, villancicos, seguidillas... Casi mil doscientas canciones castellanas con un montón de variantes que se popularizaron desde el siglo XIII al XVI. Copio algunas que me han llamado la atención:




Por amores me perdí;
si me cobrase algún día
otra vez me perdería.

#

No sé qué me bulle
en el carcañar,
que no puedo andar.

Yéndome y viniéndome
a las mis vacas,
no sé qué me bulle
entre las faldas,
que no puedo andar.

#

—Decid, hija garrida,
¿quién os manchó la camisa?
—Madre, las moras del zarzal.
—Mentir, hija, mas no tanto,
que no pica la zarza tan alto.

#

A quien no te quiere
gustas de querer,
ordinario gusto
tienes de mujer.

#

—Madre, la mi madre,
que me come el quiquiriquí.
—Ráscatele, hija, y calla,
que también me come a mí.

#

—Mirad, marido, si queréis algo,
que me quiero levantar;
la camisa tengo puesta.
—Tornáosla a quitar.

#

Tienen los que pobres son
la desgracia del cabrito:
o morir cuando chiquito
o llegar a ser cabrón.

martes, 8 de septiembre de 2015

LEÍDO: “Campo Rojo” de Ángel Gracia




   Se podrían contar tantas palizas repartidas en el barrio que sería imposible elegir cuál es la más bestia. Palizas de adultos a otros adultos y de chavales a otros chavales. Y también de personas a no personas. Porque si la tunda de un hombre a un animal ha pasado a la historia, es porque fue tremenda.


   Es el inicio del capítulo veintiséis de la novela, antes de que un vecino alcoholizado apalee a su perro hasta la muerte. Todo es violento en el barrio donde vive el Gafarras, preadolescente protagonista. El colegio, cómo no, también está lleno de violencia. Además, violencia al estilo años 80, algo así como la otra cara de Yo fui a EGB.

lunes, 7 de septiembre de 2015

POETAS EN EL PENTAGRAMA: ¡Camarero, un deseo doble!

Querer ser como Jim Morrison, pero envejecer como Bob Dylan.
Querer ser como Joe Strummer, pero envejecer como Elvis Costello.
Querer ser como Keith Moon, pero envejecer como Charlie Watts.
Querer ser como Brian Jones, pero envejecer como Keith Richards.
Y así todo.

domingo, 6 de septiembre de 2015

LEÍDO: “Nightology Express” de Jesús Ramón Ibarra




   Jazz. Textos para ser leídos con, por ejemplo, Clifford Brown sonando de fondo. Y respetando las pausas, tal y como dicta un verso: «Arte de la pausa: nota en estado de gracia».

sábado, 5 de septiembre de 2015

LEÍDO: “Por si se va la luz” de Lara Moreno

   Lo que puede pasar cuando una pareja de urbanitas treintañeros, formados, cultos, filosóficamente saturados de tecno-capitalismo, deciden pasar su vida aislados en una zona rural, renunciando también a cualquier posible dolor provocado por los amigos, la familia y la sociedad. Esa es la apuesta que hacen Nadia y Martín. Otra cosa es el resultado.
   Paranoia variada.



viernes, 4 de septiembre de 2015

LEÍDO: “Viaje del Parnaso” de Miguel de Cervantes Saavedra

   Se murió dos años después de publicar esta obra. Era ya mayor, pero aún tenía fuerzas para el sarcasmo, la burla, la parodia y la alabanza de sí mismo, la verdad también, logrando ajustar cuentas con sus colegas poetas, embarcándolos hacia el Parnaso y describiendo en largas listas a los que él creía buenos, malos, regulares... No dio puntada sin hilo. En un momento de la ficción, hasta convoca una pelea donde los poetas se dan de hostias a mansalva, corriendo la sangre. Cómo le gustaba la bronca a Miguelón. Cómo se descojonaba de todo quisque. No me extraña que más de un contemporáneo lo tuviese enfilado y lo pusiera a parir por su falta de lírica. Y es que Miguelón no podía evitar ni la épica ni el humor. El que nace, nace.



martes, 1 de septiembre de 2015

LEÍDO: “Poemas” de Carmen Martín Gaite




Sol frío, luz de nieve, resplandor;
por la plaza mayor
cruzo con mi cartera de estudiante;
mi madre dice desde el mirador
de la casa varada, apaciguante:
quédate aquí, no crezcas, que es peor.