sábado, 24 de octubre de 2015

LEÍDO: "Habla con medusas" de José Daniel Espejo

   Los humanos bombean y luego palman como un globo de agua arrojado al asfalto, pero algunos nombres nunca morirán.
   Si un futurible Homero del sureste de Iberia cantara alguna vez nuestra historia, debería contar que caminé entre gigantes. Debería contar que viví en los tiempos de Cristina Morano, la caballista más punk; de Javier Moreno, geómetra principal de Myrtea; de Natalia Carbajosa, la mayor sierva de Atenea. Debería contar que viví en los tiempos de José Alcaraz, el que ordenaba los rayos del sol; de Alejandro Hermosilla, el único que logró sodomizar a Cthulhu. Debería contar que viví en los tiempos de Joseda.



No hay comentarios: