martes, 8 de diciembre de 2015

LEÍDO: "Proverbios probables" de Carlos Alberto Alcaraz

   Realzado con un poema laudatorio de Antonio Marín Albalate, con prólogo ilustrativo de Jeannine Alcaraz y epílogo crítico de José Siles, este libro está colmado de los dibujos y máximas alternativas que nos faltó escribir en las tapas de los cuadernos cuando éramos estudiantes de secundaria. Nuestro ingenio y experiencia no daba para tanto. Ahora sí, ahora la mochila no está desbordada, pero acumula peso más que suficiente entre todas las aulas de la vida donde Carlos Alberto Alcaraz ha estudiado. Este plato proverbial es una salsa burlesca que mezcla refrán hedonista manipulado (A quien madruga / precoz arruga), trufa dadaísta (Antes rigor post mortem / que embarazo psicológico), pareado crítico-social (Antes hijas de papá, / ahora parias con guasap) y unos extraños racimos de zen macarra con rima asonante:

Sólo habría sido amistad
si doliese al terminar.

     [...]

Si sólo curas lo superficial,
¿para qué te quejas de las puñalás?

     [...]

Yo también es pronombre personal.
No te dé cosa el usarlo a patás.

   Les voilà: misiles aforísticos que llevan la firma de un carcajeador melancólico, un estoico chanclicida, un anarquista etimológico y un maestro de la extravagancia de merendero.
   Que el espíritu de Tristan Tzara, Boris Vian y Georges Perec rimen por siempre contigo, Carlos.



No hay comentarios: