jueves, 9 de junio de 2016

LEÍDO: "Familias de cereal" de Tomás Sánchez Bellocchio

   El realismo rioplatense no es un realismo cualquiera. De hecho, la literatura rioplatense no es una literatura cualquiera. Es más, creo que Argentina, contando sus generaciones vivas y la totalidad de los géneros y subgéneros, es hoy el país más rico literariamente de todos los países donde se escribe en español, superando, quizás, a Méjico. ¿Serán conscientes los lectores argentinos de esta creencia mía?




   En el debut de Bellocchio las narraciones son gravitatorias, con atmósferas y climas insólitos, mentes bipolares, personajes apáticos o violentos, conviviendo en una soledad y una tristeza aéreas.
   Hay cuentos notables como ‘Cuatro lunas’, ‘Interrupción del servicio’ o ‘Animales del imperio’. Tengo claro que mis relatos favoritos de Familias de cereal son tres: el primero, que da título al libro, el conmovedor ‘Disco rígido’ —alguna lágrima cayó en la página 65— y el último, ‘La nube y las muertas’, que me parece magistral.
   Bienvenido al parnaso argentino, Bellocchio.
   Estaremos atentos.

No hay comentarios: