miércoles, 3 de enero de 2018

LEÍDO: “El burgués gentilhombre” de Molière




   La letra clásica es universal porque, entre otros valores, su mensaje es aplicable a cualquier lugar y época, ¿no? Pues blanco y en botella. Esta comedia-ballet tiene una perspicaz lectura contemporánea: prota que se ha esforzado por llegar a un alto nivel económico se obstina en formarse en los principios y conductas del pijerío con raigambre; acude al son de sus monedas lo mejor de la sastrería, la música, el baile, la filosofía y toda sanguijuela viviente que pueda sacar tajada de la ingenuidad del paleto enriquecido, obstinado también en agradar y seducir a la marquesa viuda Dorimea.
   Y entre los laberintos del amor desnudo, las desproporciones del nuevo rico y la salud de autoparodiarse, sacamos de nuevo la bandera perpetua y ecuménica de un estado independiente llamado Poderoso Caballero.


Traducción: Mauro Armiño

No hay comentarios: