domingo, 21 de enero de 2018

LEÍDO: “Seres de un día” de Antonio Luis Ginés

   Qué placer bucear entre estas treinta poéticas donde el autor vacía tanta profundidad y verdad. En ‘Sucede’ el autor escribe: «La poesía me protege del exterior. Desde que tenía once años lo vivenciaba así, tardé luego algo más en asimilarlo. Una reacción ante lo cotidiano, un espacio —sin tiempo— para tamizar las vivencias, las emociones, pero, claro, vivir así puede resultar un choque entre dos fuerzas, un desequilibrio continuo entre dos polos que no terminan de adaptarse el uno al otro, como mucho a medio convivir sin causarse daño».
   Antonio Luis Ginés se ha quitado su elegante abrigo, lo ha colgado en el perchero, nos ha recibido en casa y se ha puesto ante nosotros el pijama, que es de marca aún más selecta. A mí no me ha sorprendido. Donde hay clase, hay clase.



No hay comentarios: